B-TODAY

September 2019

ITALIA Y “LA DOLCE VITA” DE LOS FUTBOLISTAS

ROSSELLA LO GALBO
INTERNATIONAL

El pasado mes de junio, el Senado italiano aprobó el ‘Decreto Crecimiento’ (Real Decreto 34/2019 “Misure urgenti di crescita economica e per la risoluzione di specifiche situazioni di crisi” convertido en Ley 58/2019), por el que tratará de frenar la fuga de cerebros y hacer que el país se convierta en un territorio amable para los inversores. También para los deportistas de élite, en especial los futbolistas, que a partir de 2020 encontrarán en Italia una “fortaleza fiscal”.

El texto, aprobado por la Cámara de los Diputados hace dos meses, ha recibido ya su definitiva validez y constituye una positiva noticia para la Serie A, que está ganando fuerza para atraer nuevos futbolistas gracias a la reducción del 50 al 30% de la base imponible fiscal a los futbolistas extranjeros que establezcan su residencia en Italia.

El porcentaje puede ser aún menor, del 10%, en las regiones del sur del país. Las condiciones que se pide a los deportistas son comprometerse a vivir en Italia al menos dos años, haber vivido fuera de ella durante los últimos dos ejercicios fiscales y abonar el 0,5% de la base imponible para el deporte de cantera.
Estas medidas favorecen la potencial entrada de futbolistas a un país que ya tuvo otro gesto hace un par de años: reducir a 100.000 euros anuales la cantidad máxima de impuestos pagada por rentas extranjeras para todos aquellos que hayan vivido nueve de los últimos diez años fuera de Italia.

Una norma que busca sin duda reactivar el fútbol italiano para atraer a las estrellas del fútbol europeo y poder competir sobre todo con los dos campeonatos más fuertes: la liga española y la premier inglesa. La ley constituye además una clara amenaza para el campeonato español, que mantiene su tributación actual del 43% dado que la Ley Beckham no se aplica ya a las rentas altas, por encima de los 600.000 euros.

Finalmente, no habrá diferencias de impuestos entre jugadores del norte y del sur y falta por saber si los jugadores que fichen ahora van a ser considerados residentes fiscales en Italia en 2019 porque no podrían beneficiarse de la ley, algo que no ha quedado claro y que deberá interpretarse.

A efectos prácticos, un jugador de la Juventus que cobra diez millones de euros brutos anuales y que paga un 47% de IRPF percibe ahora mismo 5.3 netos. Con el nuevo esquema, un futbolista de la Juve en 2020 se embolsaría 7,4: sólo tributaría alrededor del 4% (impuestos regionales y municipales) sobre 5 millones de euros y a un 47% sobre los otros 5 millones. Además, tendría que pagar un 0,5% de 10 millones al fisco como aportación para que se le aplique la nueva ley. Al final, el tipo efectivo se quedará alrededor del 26% en lugar del 47% actual.

admin