EL BREXIT Y EL IVA A LA IMPORTACIÓN ¡EL MOMENTO JUSTO!

EL BREXIT Y EL IVA A LA IMPORTACIÓN ¡EL MOMENTO JUSTO!

Parece que el “No Deal Brexit” ha quedado prácticamente descartado con la reforma del Acuerdo Reino Unido-UE negociada por Boris Johnson. Solo falta que el próximo parlamento de Westminster y el europeo lo ratifiquen tras las elecciones británicas del 12 de diciembre.

Pero el tiempo pasa muy deprisa y debemos recordar que el periodo transitorio pactado solo llegará hasta el 31 de diciembre de 2020.

A partir de entonces, y dando por hecho que los gobiernos del Reino Unido y de la Unión Europea tendrán el buen juicio de no empezar una guerra de aranceles, las empresas españolas tendrán simplemente que afrontar en sus relaciones con el Reino Unido los inevitables inconvenientes del control aduanero y ciertos formalismos fiscales, como el de tener que declarar las compras procedentes del Reino Unido como importaciones en lugar de como adquisiciones intracomunitarias.

Este último asunto de declarar el IVA como importación (21%) o como adquisición intracomunitaria (exención), no debería preocuparnos ya que desde la reforma del IVA a la importación del 2015 éste impuesto ya no tiene que ser anticipado en la aduana y no supone una carga financiera para las empresas importadoras.

Pero esta reforma, recordemos, no alcanzó a las empresas domiciliadas en los territorios forales. Aún se está discutiendo si fue por un error técnico al redactar el desarrollo reglamentario por parte del Gobierno Español, por la falta de una intervención a tiempo de las Diputaciones Forales tras el anuncio de la inminente reforma, por la despreocupación del Gobierno Vasco ya que no era de su competencia, o por la inhibición absoluta de los Tribunales de Justicia cuando pudieron pronunciarse sobre el tema. Lo que sí está bien claro es quien está pagando la ronda: las compañías importadoras vascas que sufren una discriminación respecto a sus competidores de fuera de Euskadi.

Así, resulta que a partir de 1 de enero de 2021 los importadores vascos van a ver agravado sus problemas un poco más. Un nuevo país se va a unir al club de los Estados “problemáticos” de los cuales importar: el Reino Unido. Una aproximación que no está muy alejada de la realidad supondría estimar que hoy en día los importadores vascos están teniendo que anticipar en la aduana el 21% del IVA a la importación sobre el 50% de sus importaciones (suponiendo que el 50% de las importaciones fueran de países UE que gozan de la exención como adquisiciones intracomunitarias). Pues bien, a partir de 2021 ese porcentaje puede subir del 50% a 60% (suponiendo que las importaciones de Reino Unido fueran una quinta parte de las importaciones totales UE).

Por otro lado, hace unos días se ha hecho público la existencia de una acción de cooperación intensa entre las Haciendas Forales y el Ministerio de Hacienda para coordinar e implementar una respuesta conjunta ante la Comisión Europea que planteaba dudas respecto a la forma de tributar de las Autoridades Portuarias Españolas. Fruto de ello se están reformando las normas del Impuesto sobre Sociedades para las Autoridades Portuarias de forma conjunta y negociada.

Se debería aprovechar esta acción de cooperación entre administraciones para, en base a las relaciones personales puestas en marcha y las complicidades creadas, lograr acordar con el Ministerio un camino para la eliminación del IVA a la importación que beneficie de una vez por todas a los empresarios importadores vascos.

¡Ya vamos tarde!

Autor: Francisco Montero
Socio
División Fiscal
Fuente: Expansión

admin