IVA A LA IMPORTACIÓN Y ABANDONO DE LA JUSTICIA

IVA A LA IMPORTACIÓN Y ABANDONO DE LA JUSTICIA

La justicia no ha sabido corregir la discriminación que sufren las empresas vascas y navarras desde el 2015 al ser las únicas en España a las que a día de hoy aún se les exige pagar el IVA a la importación.

Ha sucedido el pasado 3 de junio una la sentencia del Tribunal Supremo y días después, el 13 de junio, en sentencia del TSJ del País Vasco. Ambos tribunales, el segundo supuestamente el más cercano y mejor conocedor del Concierto Económico, han considerado que esta discriminación debe considerarse algo inevitable dada la redacción actual del Concierto Económico. Pero no es así en absoluto. La realidad es que nos encontramos simplemente ante un desarrollo reglamentario ilegal de la reforma del IVA a la importación del 2015. Dicho desarrollo reglamentario efectuado en su día por la AEAT fue el que introdujo la discriminación de las empresas vascas.

La redacción de la Ley del IVA y la redacción del Concierto Económico permiten y obligan a que se efectúe un desarrollo reglamentario que no genere discriminaciones permitiendo declarar y deducir el IVA a la importación en la misma declaración tributaria ante la propia AEAT. Según la sentencia del TSJ anterior el desarrollo reglamentario descrito vulneraría la redacción del Concierto Económico. Pero debo reiterar no es así en absoluto. Ya se realizó un desarrollo reglamentario similar en 2005 con la reforma del IVA asimilado a la importación y nadie se planteo ningún problema de redacción del Concierto Económico. Y fue así, además de porque la redacción del Concierto lo permitía, porque todas las partes resultaban beneficiadas: la AEAT que quería una mejora en la declaración/deducción del IVA asimilado, las Haciendas Forales que no querían que sus empresas se vieran privadas de dicha mejora y el interés de las propias empresas huelga explicarlo.

Es cierto que el asunto es muy complejo, pero igual de cierto es que ambos tribunales han errado. Caben recursos, pero extraordinarios, de muy larga duración y de muy complicado pronóstico. Pocos magistrados tendrán ganas de quitar la razón al TS en un asunto relacionado con el Concierto Económico si además va refrendado por el propio TSJPV.

¿Por qué ha sucedido esto? Adivino que, porque desde que este asunto se reguló tan desgraciadamente en 2015, han sido muchas las voces que han dicho que un acuerdo político Madrid-Vitoria debería resolver rápidamente el problema. Es verdad, y también que han pasado 4 años y medio y no lo han conseguido. ¡Es triste verdad! Considero que Euskadi podría soportar aún otro retraso de la construcción del AVE de un año más, pero no debería soportar 1 día más la situación de agravio que sufren sus empresas importadoras vascas.

No obstante, con independencia de la inacción de los responsables políticos, la justicia tiene su propia responsabilidad y parece evidente que no ha estado a la altura de las funciones que se le atribuyen dejando indefensas a las empresas vascas.

Por desgracia el consejo que como asesor fiscal debería darle a Juan Sebastián Elcano 500 años después de su gesta es que si volviera a llegar con su cargamento de especias a España después de tres años de navegación no le resultaría fiscalmente indiferente atracar en Sevilla, en Bilbao o en Getaria. Le tendría que aconsejar hacerlo en Sevilla, como hizo entonces, ya que en Bilbao y en Getaria se enfrentaría al pago del IVA a la importación.

Por favor, que alguien se apiade de los Elcanos actuales: nuestros empresarios.

AUTOR
FRANCISCO MONTERO
Socio Bufete Barrilero y Asociados.
f.montero@barrilero.es

admin