La actual coyuntura económica que al parecer no tiene un despejado horizonte al menos en la cercanía, está suponiendo una dura prueba de resistencia para el tejido empresarial,